Saturday, October 16, 2004

Winners and Losers in Restructuring Electricity Industry

(Click header/Cabecera cliqueable)
EN ESPAÑOL ABAJO


Abstract

James Coyne and Prescott Hartshorne of Cambridge, Mass.-based Lexecon, an economic consulting firm, have examined in their report, "Winners and Losers in Restructuring," the returns of 64 utility companies over the last five years. The two industry analysts determined that the stock market favors utilities with a stable base of earnings. Such earnings can come from domestic, regulated power plants; long-term supply contracts; or significant oil and gas assets that can be used to hedge against increased power generation costs.

They concluded "the restructured utilities industry is now a diverse mix of companies with some well-differentiated business models. Financial performance, as measured through shareholder returns and related metrics, is now as varied as the broader market. Companies that have ventured well beyond core utility businesses have been penalized, particularly in the past two years. Unregulated subsidiaries and overseas investments have more often detracted from core utility performance than enhanced it. In light of these outcomes, many utilities have recently announced a return to their regulated utility roots. Nonetheless, future performance will undoubtedly continue to be as varied as the strategic options."


GANADORES Y PERDEDORES CON LA REFORMA

James Coyne and Prescott Hartshorne de la consultora Lexecon, de Massachussetts, han examinado en su informe, "Winners and Losers in Restructuring," el retorno de 64 utilities a lo largo de los últimos cinco años. Según el informe, las empresas eléctricas y de gas que continuaron operando en sus negocios tradicionales han sido las ganadoras durante los primeros cinco años de la desregulación de los EE.UU. El estudio sale oportunamente cuando las empresas, los reguladores, los consumidores y los accionistas se preguntan si los cambios de política reguladora que condujeron a la restructuración de la industria energética han dado resultados positivos. James Coyne y Prescott Hartshorne, autores del estudio, se incorporaron a Lexecon en Agosto de 2002, procedentes de Arthur Andersen, tras su desaparión con la quiebra de Enron.

Coyne y Hartshorne han examinado el retorno total para el accionista y han relacionado las magnitudes financieras durante cinco años de 64 compañías de energía. Las compañías son “utilities”, transportistas de gas, “merchants” de energía y generadores independientes incluidos en el índice 1000 de Fortune. Mientras el grupo en conjunto superó el mercado (medido por el retorno total para el accionista), más de un tercio de las compañías perdió valor para sus accionistas durante el mencionado período de cinco años.

"Desde 1998 a 2002, las “utilities” de EE.UU. se zambulleron en la desregulación y crearon múltiples estrategias para competir. Porque lleva tiempo determinar cómo funcionan las estrategias, nosotros acabamos de ver los resultados ahora. Los ganadores entre las “utilities” se fiaron de los activos regulados tradicionales", dicen Coyne y Hartshorne. "Son las firmas que se “dedicaron a tejer su calceta” (“stuck their knitting”) antes de hundise en la generación con “merchant plants” o comprar centrales eléctricas extranjeras."

Las cinco primeras compañías en retorno anualizado fueron Exelon, Southern, Entergy, Western Gas Resources y PPL Corp. Las cinco últimas fueron Aquila, Dynegy, las compañías de Williams, AES y El Paso.

"Las compañías con activos regulados de gas natural superan al sector," dicen Coyne y Hartshorne. "Las compañías que operan en los estados donde la restructuración ha sido aplicada más rápidamente han cumplido mejor que sus iguales, siendo California una excepción notable."

Las empresas mencionan la política pública y los entornos regulatorios como factores clave de los descensos de valor, pero la razón verdadera ha sido la calidad de decisiones estratégicas corporativas, dicen los autores. Las compañías líderes se enfocaron a su negocio regulado. Las compañías que se aventuraron en negocios no regulados e inversiones en el exterior fueron penalizadas fuertemente, mientras que las fusiones para aprovechar economías de escala no han probado ser eficaces.

La industria continuará luchando para encontrar una nueva dirección. "El mandato de la restructuración se ha ralentizado, y las compañías podan sus balances mientras reevaluan las opciones del negocio," agregan los autores. "Anticipamos un rendimiento financiero sumamente variado basado en el curso que siguen las compañías. Las decisiones estratégicas distinguirán una vez más a las ganadores de las perdedoras."

El estudio revela varias tendencias para “utilities” de los EE.UU. que afectarán a sus planes de negocio, a saber:

  • Los negocios de las “utilities” con tasa de retorno regulada vuelven a estar a favor y así seguirán durante algun tiempo.
  • Las fusiones no tuvieron éxito en su mayoría para los accionistas de la adquirente durante el período de estudio. Los autores esperan que las fusiones futuras estén entre las compañías de distribución más conservadoras eléctricas-eléctricas y electricas-gas.
  • El transporte aparece tanto como oportunidad y pérdida potencial del balance dada la dirección de la política la FERC sobre el Standard Market Design y la formación de las RTO’s (empresas regionales de transporte).
  • Las inversiones extranjeras han probado ser peligrosas y se deben abordar cuidadosamente.

Los autores definien tres modelos de negocio nacientes entre las “utilities”. El primero es el transporte y distibución de gas y electricidad. El segundo es la operación vertical del gas o la electricidad, y el tercero integra una cartera diversificada de negocios energéticos.



GoTo Comprehensive List of Posts in this Blog (Ir a Lista Completa de Todos los Comentarios del Blog)
GoTo Last Comment in Main Page (Ir al Último Comentario en la Página Principal del Blog)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home