Wednesday, November 16, 2005

Frecuencia, "tenacidad híbrida"... Y con la "geografía eléctrica", mucha cautela

Actualizado el 15 de Diciembre de 2006

El verano pasado, Fernando Trias de Bes, ese profesor de ESADE de Barcelona, acérrimo defensor de la risa y el "humor positivo" como herramientas de mejora de la productividad, de la creatividad, y del clima laboral, me hizo pasar un rato divertidísimo en la playa con la lectura de su último libro: "El Vendedor de Tiempo".

El domingo pasado volví a recordar aquel rato en la playa porque el "El País Semanal" publicaba un artículo de Trías de Bes, tan interesante de leer como todo lo que él escribe, y que titulaba "La Calidad hija de la Cantidad". El asunto esta vez no era tan jocundo, pero tenía la misma enjundia, y si el libro del verano versaba sobre el tiempo, el artículo del domingo lo hacia sobre la velocidad, que también es magnitud física digna de atención, sobre todo en los tiempos de "cortoplacismo" que corren, cuando algunos incluso afirman que la velocidad es un intangible con reflejo en el Balance de las empresas. Sin ningún género de dudas el tiempo y la velocidad constituyen un rubro intangible en el Balance de una empresa eléctrica, pero en forma de frecuencia, esa magnitud que define el latido del fluido eléctrico que circula por el Sistema de Potencia, y cuya importancia los electricistas no estamos sabiendo transmitir a los financieros para que comprendan los costes y los riesgos de las arritmias y los marcapasos.

Trias de Bes sostiene que el triunfo suele venir tras constantes ensayos y errores, pero que el miedo a equivocarnos, o a que las cosas no salgan perfectas nos paraliza. Como ejemplo menciona varias veces a Edison, explicándonos cómo la humilde y fragil bombilla que nos ilumina desde hace un siglo es fruto de su tenacidad.


La derivada segunda de esa lectura nos indicaría al menos tres de cosas: (1) el Sistema Eléctrico que hemos heredado, sometido hoy a todo tipo de solicitaciones, es por extensión fruto de la tenacidad y del esfuerzo no solo de Edison, sino del de Faraday, Oersted, y miles de hombres geniales, menos geniales, y corrientes que lo financiaron y construyeron día tras día a lo largo del último siglo; (2) no hay relación entre la tenacidad del hombre en el empeño y la robustez física del logro: la bombilla de Edison es extremadamente frágil. Aunque en otras ocasiones sí se da esta relación, por poner un caso podemos mencionar los Puentes de Mérida y de Alcántara; y (3) es curioso que la Teoría de la Organización se ocupe bastante de la creación y menos de la destrucción, salvada sea la "destrucción creativa" de Schumpeter, porque si los Puentes de Mérida y Alcántara hubieran de ser sustituídos por otros nuevos, ¿cuánta dedicación debería emplearse en ello?, ¿deberían volarse con dinamita o desmontarse piedra a piedra?. Por cierto, que el Sistema Eléctrico que hemos heredado no deja de ser un puente para lo que los "deregulacionistas" llaman "transición hacia la competencia".

Con "el Vendedor de Tiempo" recordé un artículo que había leido recientemente de un colega del I.C.A.I., Julián Barquín, titulado "La Mano del Profesor Schweppe" (Anales de Mecánica y Electricidad. Marzo-Abril 2004, pp.38-42), concretamente cuando escribe: "De hecho, la teoría económica estándar suele despreciar las consideraciones geográficas" (p.39). Sobre esa mano, sobre el tiempo, sobre las escalas de tiempo de los Sistemas de Potencia, sobre el tiempo real, sobre la tecnología posible de los sistemas de control de tiempo real, y en definitiva sobre el "concepto de control de un sistema de potencia" (veáse columna lateral en este mismo blog) habrá que volver de forma específica, (véase esta prometida vuelta en este comentario posterior en este mismo blog: Papel de la Universidad ante el Rumbo de la Reforma del Sector Eléctrico: Tecnología vs. Regulación), porque transcurrido un cuarto de siglo desde la introducción de sus teorías, el control homeostático está aún muy lejos de ser una realidad, y a la vista de los resultados obtenidos por quienes interpretaron y llevaron a la práctica sus ideas originales, quizá la mano del profesor Schweppe no haya sido tan beneficiosa para el Sector Eléctrico como en ocasiones cabría pensar.


Con el artículo del domingo recordé un pasaje de "El Hombre a los Cincuenta Años", la novela de Goethe incluida en "Los Años de Peregrinaje de Wilhelm Meister". Aquel cuando el comandante llega a sus propiedades y se pasa el dia inspeccionándolas para comprobar que:


"… en el momento de pasar a la ejecución, lo que inicialmente era un principio correcto y bien trazado acaba viéndose sometido a obstáculos tan diversos y al cruce de tantos frutos del azar que el primer concepto casi termina por desaparecer y a veces incluso amenaza con sucumbir por completo, hasta que en medio de toda la confusión se le vuelve a presentar a la mente la posibilidad de un acierto cuando vemos como el tiempo, como a su mejor aliada, le da la mano a una indomable tenacidad."


Tiempo y tenacidad... Frecuencia y tenacidad híbrida... Y con la "geografía eléctrica", mucha cautela.


GoTo Comprehensive List of Posts in this Blog (Ir a Lista Completa de Todos los Comentarios del Blog)
GoTo Last Comment in Main Page (Ir al Último Comentario en la Página Principal del Blog)


ENERGIA ELECTRICIDAD SECTOR ELECTRICO GENERACION TRANSPORTE DISTRIBUCION ENDESA GAS NATURAL IBERDROLA UNION FENOSA HIDROCANTABRICO NATURCORP UNESA EDP GALP EDF GDF ENEL ENI MERCADO IBERICO NUCLEAR HIDRRAULICA CARBON POLITICA CNE REGULACION LIBRO BLANCO TARIFA COMPETENCIA OPA FUSION

2 Comments:

At 2:45 AM, Blogger José Antonio Vanderhorst Silverio, PhD said...

El concepto del control homeostático, tal como lo concibió Fred C. Schweppe no ha sido entendido muy bien. Schweppe se refería a los consumidores finales interactuando por medio de interfases al por mayor y al detalle. El decía: "convencional metering is replaced by a Marketing Interface to Customer (MIC) which, in addition to measuring power usage, multiplies the usage by posted price and records the total cost (1)," que traducido al Español significa "la medición convencional se reemplaza por un Interfaz de Mercadeo al Consumidor (MIC) que, en adición a medir el uso de la electricidad, multiplica el uso por el precio anotado y registra el costo total."

En consecuencia, la tecnología que está desarrollando el sistema homeostático de Schweppe es la Respuesta de la Demanda."

(1) Homeostatic Utility Control Vol PAS-99, No.3 May/Jun 1980, page 1151.

 
At 4:59 PM, Blogger José Antonio Vanderhorst Silverio, PhD said...

Dr. Jesús M. Martín-Giraldo

Estimado Dr. Martín-Giraldo

Me interesó mucho el artículo "La calidad, hija de la cantidad." La razón es que, cuidando la diferencia con los genios, creo haber descubierto el "verdadero" mercado de electricidad liberalizado. Mi hipótesis sobre el nuevo descubrimiento se basa en que los consumidores se diferencian por su sensibilidad a los apagones. Recomiendo que miren a la Bitácora Digital del Grupo Millennium Hispaniola (http://grupomillenium.blogspot.com/), la cual tiene al momento 928 notas acumuladas.

 

Post a Comment

<< Home